12 jun. 2010

La Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores ( ADPE)


ORIGENES, DESARROLLO Y PERSPECTIVAS DE LA (ADPE).

Profesor Adriano De la Cruz

Vicepresidente de la ADPE

Director del Instituto Dominicano de Periodismo (IDP)

Tras las desapariciones de las dictaduras, la tendencia social, casi a nivel mundial, es una constante, el surgimiento de organizaciones que propendan a la protección de una serie de instituciones, que en la mayoría de los casos, fueron las más golpeadas y perseguidas, durante esos regímenes de fuerza.

En esas condiciones, surgió en República Dominicana, la Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores, ADPE, que una vez caída la dictadura de Trujillo, se hacía necesaria la existencia de una entidad que defendiera a los periodistas y escritores, como representantes de la libertad de prensa y difusión del pensamiento, derecho conculcado durante treinta y un años, periodo en el que convirtió a sus exponentes de la palabra hablada y escrita en víctimas de execrables abusos y atropellos, incluso utilizados como testaferros y corifeos de sus violaciones y barbaridades.

Era octubre, del año 1961, cuando aun los remanentes del trujillato, no se convencían de la inminencia de la desaparición del régimen, y del surgimiento de una nueva sociedad. Y enterados los servicios de espionaje, de que iba a ocurrir una reunión, para constituir un organismo de periodistas y escritores, integrado por personas, que se decía que no comulgaban con el régimen. Se dieron de inmediato a la caza de dicho evento.

El acto estaba encabezado por el doctor Rafael Molina Morillo, un joven periodista e historiador; el doctor Salvador Pittaluga Nivar, igualmente joven diplomático, abogado y periodista, quien salía a la luz pública con el primer programa de comentarios de televisión, Ante la Prensa; Don Rafael Herrera, un veterano articulista, dos años después director de uno de los periódicos de mayor importancia del país, el Listín Diario. Y el director de una vieja revista en el exilio antitrujillista, titulada Renovación, Julio César Martínez. Y una veintena de insipientes periodistas y otros intelectuales escritores.

Fue en el segundo piso, del local donde funcionaba la Universidad Femenina, de la calle El Conde, donde se celebraba esa primera asamblea constitutiva, cuando irrumpieron “los paleros” de Balá. Que así se apodaba el cabecilla delator, al servicio del régimen, y que tenía como tarea amedrentar, con largas macanas, junto a un grupo de secuaces, cualquier intento de acción o de organización de actividades contrarias al régimen.

Se dice que una llamada oportuna al que fuera el presidente de la República, el doctor Joaquín Balaguer, que de inmediato puso en escena la acción policial y logro evitar males mayores.

Se hace necesario aclarar que el dictador Trujillo fue ajusticiado el 30 de mayo de 1961 y la estructura política que lo sustentaba, aunque golpeada, para ese periodo estaba presente el Partido Dominicano y quien tenía los poderes era un hijo del sátrapa, llamado Ramfis Trujillo. Con una profunda influencia en ciertos sectores militares, heredados de su padre, quien era un experto en apoyarse en el este tipo de individuo para la realización de sus crímenes abominables, como fue el caso de la muerte de las hermanas Mirabal, y de innúmeras acciones, en las que Trujillo no quería involucrar a los militares Y a su vez estos le congregaban a matones, lumpens y vagos de esa época, muchas veces familiares y parientes de ellos, a fin de mantener el orden de cosas, siempre basados en el terror.

Aunque mencioné el nombre del Partido Dominicano, muy de soslayo, debo aclarar que fue la única organización política existente en el país, y de la que Trujillo se valió para sus triquiñuelas políticas, la cual fundó una vez llego al poder en el año de 1931, con el fin de legalizar las continuadas farsas electorales, que lo reelegían. Y además, un mecanismo que le permitٌia reclutar liderzuelos y agitadores que le servían para las constantes movilizaciones de apoyo y propaganda.

Excúsenme la disquisición momentánea, para aclarar algunos datos que sin una explicación detallada no podría explicarse los por qué de algunas conductas y reacciones de la gente durante esa época y tiempos recientes.

Vuelvo al tema. El día cinco de abril de 1962 fue reconocida, para los efectos legales y reconocimiento público, la Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores, y reconocida sus siglas ADPE, .siendo su presidente el doctor Rafael Molina Morillo y su Secretario General, el doctor Salvador Pittaluga Nivar.

Durante muchos años la ADPE cumplió un extraordinario papel de defensora y vigilante de las libertades públicas, cávese resaltar las constantes denuncias de los crímenes y atropellos cometidos por la odiosa y siempre repugnante segunda intervención armada de las tropas norteamericanas, cometida en el siglo veinte, a nuestro país. Que duró un año y seis meses, dejando un sangriento balance de más de dos mil ciudadanos civiles muertos.

Otra de las resaltantes actividades que en tiempos difíciles realizara esta Asociación, y que corresponde al periodo de 1966 y 1978, tiempo que comprendió a los doce años en que gobernó el doctor Joaquín Balaguer, si ese mismo que continuó en el poder tras la muerte del dictador Trujillo. Y que se hizo reelegir, gozando del apoyo de los Estados Unidos de Norteamérica y de una criminal maquinaria militar, adoctrinada por los servicios criminales de la Central de Inteligencia Americana, cuyas siglas son la CIA..

Las constantes denuncias de violaciones y atropellos cometidos durante ese periodo convirtieron a la ADPE en una entidad de respetable vigilancia de los derechos humanos, convirtiéndose su Presidente, ya para esos tiempos el doctor Salvador Pittalgua Nivar, en uno de los más respetuoso defensores de los que disentían del gobierno en esos momentos.

Muchas fueron las ocasiones en que los miembros directivos de la ADPE, sirvieron de mediadores ante casos de secuestros, amotinamiemtos, cercos y huelgas, como resultados de actitudes de protestas en contra de los abusos y desmanes del régimen del doctor Balaguer.

Mientras esas actividades se iban desarrollando, la ADPE, al mismo tiempo realizaba importantes eventos de capacitación y adiestramiento de sus miembros, tanto en lo referente a los derechos humanos, así como lo relacionado con el ejercicio del periodismo en un más alto nivel profesional. Acciones que han contado con el apoyo del Instituto Dominicano de Periodismo, IDP. Una escuela de formación técnica profesional de periodistas, de la que han egresados importantes periodistas y que le ha servido a la ADPE de soporte académico y tecnológico

En el año de 1979 se creó el premio Caonabo de Oro, una institución que funciona dentro de la ADPE, y que tiene como objetivo reconocer a los intelectuales: Periodistas y Escritores que han desarrollado una importante labor al servicio de las letras y de la información.

http://www.acmoti.com/entregan_premios_caonabo_de_oro%202009.htm

El Caonabo de Oro consiste en una estatuilla del cacique Caonabo, uno de los aborígenes primitivos y de las primeras víctimas de la colonización, iniciada en el 1492. Y que hoy se reivindica por su coraje y sentido de libertad.

Este premio se entregas cada año en una gran gala ceremonial.

Hoy la ADPE continúa su empeño y vigilancia en defensa de los derechos humanos y de la libertad de expresión de todos los hombres y mujeres de la República Dominicana y de todos los pueblos de la América morena.

Adriano de la Cruz

adpedominicana@yahoo.es

La Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores (ADPE), tiene su página Web, alojada en el Portal de ACMOTI (Acción del Movimiento de Trabajadores en Internet), su dirección electrónica es:

http://www.acmoti.com/1.%20ASOCIACION%20DOMINICANA%20DE%20PERIODISTAS%20Y%20ESCRITORES.htm

La dirección de su sede principal es:

Calle El Conde No. 151 (Altos), Santo Domingo, REPUBLICA DOMINICANA

Teléfono 809. 689.0637,

Su correo electrónico es:

adpedominicana@yahoo.es

Se pueden encontrar informaciones de la ADPE en Internet, entre ellas:

http://www.google.com.do/search?hl=es&q="Asociación+Dominicana+de+Periodistas+y+Escritores"&btnG=Buscar+con+Google&lr=

La Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores (ADPE), está afiliada a la Federación Latinoamericana de Trabajadores de la Comunicación Social (FELATRACS);

Los Estatutos de la ADPE son los siguientes:

http://www.acmoti.com/estatutos_de_la_adpe.htm

El Comité Ejecutivo Nacional de la ADPE, está compuesta de la manera siguiente:

http://www.acmoti.com/adpe_elige_nueva_directiva.htm

Los Asesores de la ADPE son: Rafael Molina Morillo (periodismo), Mariano Lebrón Saviñon ( Escritores).

La Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores (ADPE), en la persona de su fundador y presidente Dr. Salvador Pittaluga Nivar, fundó el Instituto Dominicano de Periodismo (IDP), como un instrumento educativo, especialmente para estudiantes adultos:

La ADPE y el Instituto comparten el mismo local principal, la mayoría de los profesores del Instituto son miembros de la ADPE, y los egresados, pasan a formar parte de la Asociación.

PERIODISTAS Y ESCRITORES GALARDONADOS CON EL PREMIO CAONABO DE ORO. Organizado por la Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores (ADPE)


ESCRITORES GANADORES DEL PREMIO CAONABO DE ORO

Manuel Matos Moquete

Jacinto Gimbernard
Iván García Guerra
Franklin Domínguez
Bernardo Vega
Ángela Peña
Andrés L. Mateo
Diógenes Céspedes
Federico Henríquez Grateraux
Cándido Gerón
Bruno Rosario Candelier
José Alcántara Almánzar
Víctor Villegas
Carlos Esteban Deive
Marcio Veloz Maggiolo
Virgilio Díaz Grullón
Freddy Gastón Arce
Antonio Fernández Spencer
Julio Postigo
Manuel Rueda
Chiqui Vicioso
Manuel del Cabral
Mariano Lebrón Saviñón
Lupo Hernández Rueda
Franklin Mieses Burgos
Juan Jacobo de Lara
Pedro Mir
Joaquín Balaguer
Héctor Incháustegui Cabral
Emilio Rodríguez Demorizi

PERIODISTAS GALARDONADOS CON EL PREMIO CAONABO DE ORO

Persio Maldonado

Fernando Pérez Memén
Adriano Miguel Tejada
Bienvenido Álvarez Vega
Nuria Piera
Francisco Álvarez Castellanos
Ana Mitila Lora
Miguel Franjul
Juan Bolívar Díaz
Aníbal de Castro
José Rafael Lantigua
Miguel Guerrero
Radhames Gómez Pepin
Rafael Molina Morillo
J. Agustín concepción
Padre José F. Arnaiz
Carlos Curiel
Pedro Julio Santana
Padre Oscar Robles Toledano
Mario Álvarez Dugan
Francisco Comarazamy
Germán Emilio ornes
María Ugarte
Rafael Herrera Cabral
Julio César Martínez


PERSONALIDADES EXTRANJERAS RECONOCIDOS
CON EL PREMIO CAONABO DE ORO


Luis Rafael Sánchez
Pedro San Miguel
Inés Aizpún,
Padre Mateo Andrés
Rafael Maradiaga
Bernard Diederich
Giovanni Di Pietro
Mario Vargas Llosa
Luís Beiro Álvarez
Eduardo Palmer
Mario Rivadulla
Antonio Casus Prda
Max Uribe
José Pardo Llado
José María Cebrian
Javier Malagón Barceló
Alberto Baeza Flores
Jorge Luís Borges



PREMIOS ESPECIALES DEL CAONABO DE ORO

Eduardo León Asensio
Agripino Núñez Collado
Salvador Pittaluga Nivar,
Rosa Emilia Sánchez de Tavares
Mary Pérez de Marranzini,
Cardenal José Nicolás López R.
José Luís Corripio
PERIODICO “LISTIN DIARIO”

No hay comentarios: