7 mar. 2010

El debate estéril de las telefónicas en el país de las Mañas Vivas

Por Iván Escobar

(*)


Sólo en este país pasan cosas exageradas. De eso siempre me he dado cuenta y lastimosamente continuamos llevándonos el primer lugar.


Ahora resulta que los empresarios de la telefonía en el país, se rasgan las vestiduras por los usuarios. Por favor, si un mes atrás los salvadoreños no significaban más que los generadores de sus considerables ganancias que año con año han hecho de este un mercado de bonanza –para las empresas- y cobranza para los miles de usuarios.

Incluso durante su “debate” los representantes de las cuatro principales compañías, por no decir las únicas que operan en el país y que mantienen una sociedad vulnerable al consumo, dicen sentirse a gusto en El Salvador porque el juego de libre empresa se respeta. Sí pero los derechos de los consumidores se ignoran.


Como es posible que estas empresas con ganancias exageradamente millonarias, en un país altamente pobre, se burlen de la gente montando un show mediático, en el cual incluso los medios de comunicación caen y se prestan para confundir más a los usuarios, que al final como en otros casos o servicios éstos terminan pagando más o el doble por lo que reciben.


Y desde luego siempre los argumentos de la empresa, y particularmente las transnacionales siguen siendo el mismo: el mercado es libre y en El Salvador se tienen las tasas de cobro más bajas, en comparación con otros países de la región. Sí pero nunca dicen que gozar de este tipo de tasas o cobros, equivale a cobros denigrantes y últimamente debates que no llevan a ninguna solución.


Mientras tanto los salvadoreños, nos quebramos la cabeza día a día, para ir viendo como sobrevivir, y reunir el dinerito para pagar las tarifas telefónicas, de agua, luz, alcaldía, y energía eléctrica, etc., etc., etc., etc….y que reflejan la falta de controles de parte de las autoridades y abusos de las empresas prestadoras de servicios contra cientos de miles de usuarios, seducidos por la publicidad barata y engañosa que diariamente bombardea nuestro entorno.


Como es posible que los diputados, como ya es costumbre generen un debate absurdo y al final no resuelvan el problema que se plantearon. Al estilo de Poncio Pilatos: lavándose las manos. Y ahora peor cuando vemos la lucha de los titanes de la telefonía en El Salvador, en la arena empresarial por lograr definir quien de ellos impondrá cuanto pagaran los usuarios. Y los padres de la patria: bien gracias.


Al igual que se dijo que el problema de las tarifas de agua bajarían con la intervención de los diputados, cosa que no se logró en la gran mayoría de usuarios de ANDA, es decir un engaño mas a la gente. Así como no resolvieron en tiempo el problema del DUI, que al final miles de salvadoreños incurrieron en gastos en los primeros meses del año, cuando esto se debió resolverse desde la aprobación del decreto original del tema. Es decir son tantas cosas absurdas que pasan en este pequeño país y que demuestran que no es el país de las maravillas sino “El País de las Mañas vivas”.


* Periodista

No hay comentarios: