16 feb. 2010

Una forma indignante para estar identificado en El Salvador

Por Iván Escobar (*)


Indignante. Así es como me ha parecido en las últimas semanas, la forma en que cientos de miles de salvadoreños deben acudir a las instalaciones de una empresa extranjera para poder obtener su Documento Único de Identidad (DUI).


Y es que desde el inicio del proceso de renovación del DUI, en el país ha ocurrido de todo. Humillaciones, insultos, largas colas, amaneceres y atardeceres insuficientes, etc., etc. Para lograr estar documentado en este país.


Es increíble que el ciudadano además de tener que pagar más de $10 por el costo del documento, incurra en inversión de tiempo y más dinero para desplazarse y tener la oportunidad de contar con el nuevo DUI.


Pero lo más indignante desde mi punto de vista, ha sido la reacción de algunos alcaldes. Ante el anuncio hecho la semana pasada por el Presidente de la República, de que el requisito de presentar una partida original ya no será necesario presentarlo sino que sólo para aquellos que lo van a sacar por primera vez.


La propuesta del mandatario creo que es la más correcta. Pero claro los señores alcaldes se niegan a apoyarla, porque desde luego el emitir cientos de miles de partidas de nacimiento en el 2010, generarán muchos ingresos a las municipalidades.


Yo no es que me oponga a la recaudación de impuestos municipales, al contrario creo que es necesario y más en estos tiempos de crisis económica, donde todo mundo necesita mayores ingresos.


Aunque hay que tener ciertos criterios que los alcaldes también deben valorar, y es el hecho de que el sistema de renovación de partidas de nacimiento no se ha modernizado en los últimos diez años, algo que también preocupa.


Y más en este país en el cual, poco falta para tener una partida de nacimiento escrita por puño y letra de un alcalde. Es increíble que no se pueda obtener por otra vía más que presentándose personalmente a las municipalidades, y los requisitos se vuelven mayores en el interior del país, donde el sistema es totalmente antiguo.


Si bien la gente ha logrado cumplir con los requisitos -los que ya sacaron el DUI- muchos sufren infinidad de problemas para simplemente obtener una partida de nacimiento en este país.


Un ejemplo es el de Don Alberto, quien vive en San Salvador, desde hace más de 60 años. Esta jubilado, no tiene vehículo propio, sobrevive como el mismo dice “voy coyol quebrado coyol comido”. “Padezco uno que otro quebranto de salud, producto de mi avanzada edad. Y al igual que todos los salvadoreños, tengo mi DUI vencido me preocupo por que tengo que ir a sacar mi partida de nacimiento original hasta el municipio de Puerto El Triunfo, en el departamento de Usulután”, expresa.


Lo anterior no es un invento, es la realidad de uno de los salvadoreños, que esta quebrándose la cabeza día y noche para poder cumplir con este requisito legal, y que significa una necesidad, ya que de no renovar su DUI, incluso podría verse afectado en el cobro de su humilde pensión.


Claro los alcaldes ven el aspecto económico, al igual que la empresa responsable de emitir el documento, de seguro que sólo buscan la forma de aumentar sus ingresos. No cuestiono eso en sí, sino la forma en como diseñan el sistema.


El presidente considero que acertadamente ha visto o valorado estos problemas que enfrentan los salvadoreños, y por supuesto todos hemos sido testigos de la forma en como miles de personas fueron atropelladas, e insultadas en el mes de enero cuando arrancó el proceso de renovación del documento único.


La situación es difícil. Pero creo que los funcionarios y empresarios también deben ponerse la mano en la conciencia y unirse a la posición del Ejecutivo de apoyar a la población en ese aspecto. De lo contrario creo que este será otro aspecto negativo contra los salvadoreños, que se viene a sumar a la infinidad de problemas que nos abruman como la delincuencia, los cobros elevados en servicios básicos como: agua, telefonía, electricidad, entre otros.


No hagamos que este tipo de situación presente a El Salvador como noticia de un país de tercer mundo.



*Periodista



1 comentario:

FranZ Vargas dijo...

Tenés razón en tu opinión Ivan, aunque disiento de la necesidad de presentar la partida de nacimiento para obtener el DUI, pues el fraude de identidad de las pasadas elecciones donde se les dio DUI a los extranjeros (violándose el derecho a la identidad de una enorme cantidad de ciudadanos), esta orquestado desde las alcaldía (ahí esta el nido de serpientes) para no ir tan lejos en Ilobasco, han modificado las partidas de nacimiento de personas mayores de 60 años, entre ellas una vecina mía que tiene mas de 40 años de vivir en San Salvador, los modificaciones son sutiles de llamarte MARIA, te ponen MARIAS u cosas por el estilo.

Esto ha ocurrido con muchas personas (la mayoría ancianos de zonas rurales sin capacidad de contratar abogado para arreglar esta situación) que desde los últimos meses del año 2008, en Ilobasco milagrosamente se les cambio el nombre, después que 40 años seguido que la misma Alcaldía de Ilobasco les emitiera partidas de nacimiento, cedulas (cuando existían), y otros documentos, con los nombres correctos.
Hay muchos jefes de registro de las alcaldías que han cometido el delito de falsificación de registros públicos; verifícalo y también deberemos pensar a la vez, como darle solución a esta burocracia eterna por un documento.