25 oct. 2009

Los efectos de la transición política


La línea vertical en el partido de derecha se ha borrado.
Foto Iván Escobar



Por: Iván Escobar


Sin duda la crisis al interior del partido de derecha ARENA, la principal fuerza de oposición desde este año, ha impactado es escenario político. A tal grado que ahora ha puesto incluso en aprietos a su principal aliado político, el PCN.


Por dos semanas el tema se ha mantenido en boga, sin embargo la prensa tradicional poco o nada ha dicho. Más que ir presentando los hechos como mera coyuntura, tratando como se dice de “tapara el sol con un dedo”.


Pero la crisis de división en la fracción arenera, que dejó al partido de derecha con 12 diputados menos de los que ganó en los comicios municipales y legislativos de enero de este año, ha trascendido más allá y ha puesto en que pensar a las autoridades del partido arenero, que retomó las riendas luego de los comicios presidenciales del 15 de marzo, donde enfrentaron su peor derrota electoral, al perder la Presidencia de la República.


ARENA es ahora la mayor expresión de crítica desde sus propias entrañas. Algo que meses atrás era impensable se ha materializado, la crítica fuertes de dirigentes históricos, la exigencia que el COENA –máxima expresión de autoridad del partido- depongan sus cargos, que el partido esta conduciéndose por la vía equivoca. Y lo último la declaración de independencia de doce legisladores, muchos de ellos fieles nacionalistas que han sudado la camiseta arenera, pero que ahora se sintieron relegados por las nuevas autoridades del partido, como es el caso del diputado Guillermo Gallegos, ex jefe de la bancada de derecha, en la legislatura pasada.


Los doce legisladores además decía antes que han puesto en aprietos incluso al PCN; ya que en el congreso éste partido ha sido relegado a una cuarta fuerza política o bloque legislativo, en el escenario político. El reacomodo incluso pone en aprietos a Ciro Cruz Zepeda, presidente del congreso y que junto al apoyo de la derecha partidaria de esta legislatura, arrebató al FMLN al inicio de la misma la presidencia del órgano legislativo.


La razón simple, el nuevo grupo parlamentario es quien nivela la balanza, ya no el PCN como tradicionalmente ha sucedido. Esto refleja que los efectos de la transición política todavía se están viendo.


Y es que el año ha sido movido en todos sus aspectos. Ya que la elección de la nueva Corte Suprema de Justicia también sufrió cambios sustanciales que se ha reflejado en algunas resoluciones. En el congreso la derecha original se ha modificado y se vislumbra el nacimiento de un nuevo grupo de derecha que será quien podría definir de hoy en adelante las cosas que se aprueben en el congreso. Entre ellos modificar la actual junta directiva.


El escenario es interesante, a partir de que los políticos están reflejando los efectos del reacomodo. Y porque viene a explicar las razones del porque ARENA no se podía consolidar como fuerza de oposición. No era para menos había un malestar interior del cual aun resiente de la derrota de marzo pasado.


Como es de esperar la dirigencia ARENA, representada por Alfredo Cristiani ha reflejado su intolerancia, la cual los legisladores ahora independientes le cuestionan y por ello le piden que deje el partido. Como respuesta el “presidente de la Paz” para los areneros ha respondido haciendo trabajo de campo en este fin de semana, para lograr estabilizar las turbulencias que ya dejaron a doce de los 32 diputados ganados en las elecciones de enero por el partido ARENA, fuera de la nave.



La unidad granítica de ARENA se ha ido desmoronando.

Foto Iván Escobar


No hay comentarios: