3 jul. 2009

El Golpe de Honduras y su crisis en el mundo

Por: Iván Escobar

Honduras vive uno de sus episodios más oscuros en el nuevo siglo, y que mantiene al continente americano y el resto del mundo sumergido en un dilema por la llegada de un gobierno por la vía del Golpe de Estado.

Y es que luego de los acostumbrados Golpes de Estado, en la región Centroamericana y el resto de América Latina, el pasado domingo 28 de junio de 2009, paso a la historia cuando militares hondureños y sectores ultra conservadores de derecha de esa nación centroamericana, impulsaron un Golpe de Estado, que dejó como resultado la expulsión inmediata del presidente constitucional, Manuel Zelaya y el nombramiento del congreso hondureño de Roberto Micheletti.

Su llegada no fue bien vista por la población hondureña que respalda al presidente Zelaya, y desde luego por la comunidad internacional, quien a través de organismos como el SICA, OEA y la misma Naciones Unidas, no han reconocido al gobierno de facto (de echo, de imposición), que desde el domingo impuso la derecha hondureña.

Lastimosamente la prensa internacional, a excepción de la joven televisora TELESUR, y que en este tipo de situaciones se convierten en los ojos del mundo en medio de la crisis, no han dado información objetiva de los acontecimientos. En El Salvador no es la excepción, ya que los medios de derecha se han dedicado a manipular y otros no quieren ni mencionar la palabra “GOLPE”.

Y es que a una semana de los hechos, no entiendo como hay gente, sectores y comunicadores que no aceptan que lo sucedido en Honduras no fue un Golpe de Estado. Por favor señores, si eso no es Golpe de Estado, ¿qué es? No se equivoquen la realidad esta ahí y ese tipo de practicas del pasado no deben tolerarse.

Pero veremos en las próximas horas si el apoyo unánime que ha venido teniendo el presidente Zelaya, se mantiene será favorable para la democracia mundial, Latinoamericana y sobretodo Centroamericana. NO hay que dejar que el fantasma del militarismo y la dictadura destruya nuestros pueblos.

Es injusto que gente muera de pobreza, pero sería más nefasto volver a treinta o veinte años años atrás donde todo se regía por la vía de las balas, los fusiles y la bota militar. Cuidado ese pasado hay que superarlo, y la derecha debe entender que los tiempos cambian, que las sociedades tienen derecho a conocer otro tipo de gobiernos y sobretodo medios de comunicación que garanticen la participación de la gente de lo contrario habremos retrocedido y podríamos estar a las puertas de un mundo que muchos pensábamos ya había sido superado.

No hay comentarios: