13 ago. 2008

El FMLN está cayendo en la trampa

Por: Iván Escobar

El principal partido de oposición ha entrado en un momento de desesperación y confrontación con los medios de comunicación más influyentes en El Salvador que podría convertirse en una vía muy peligrosa, en caso que el partido opositor logre ganar los comicios presidenciales de 2009.

La izquierda salvadoreña tiene en estos momentos altas probabilidades de llegar a la Casa Presidencial, sin embargo, la derecha salvadoreña, como lo han advertido muchos analistas políticos, no dejará que ésto pase tan fàcilmente.

Algo que el FMLN debe tener en cuenta es que la confrontación directa con los medios de comunicación de mayor influencia en el país no debe ser la vía para mantener sus ideas, ya que ésto, a la larga, podría afectar a la sociedad salvadoreña en caso de que Mauricio Funes gane la primera magistratura el próximo año.

Al darse una confrontación, el FMLN dará paso a los medios para que impulsen desgastantes campañas, cargadas de tinte político como los casos que tanto nos han dado a conocer en los últimos años, específicamente la confrontación existente entre la prensa y gobiernos como los de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, y otras naciones que estan gobernadas por presidentes progresistas.

Sin embargo hasta el momento se han podido observar algunos signos han dejado mucho en qué pensar, principalmente por un tema delicado como es la supuesta falta de maniobra que tiene el candidato de izquierda –un foráneo- y que sus adversarios políticos tratan de achar constantemente.

Funes se ha comportado en los últimos días de forma confrontativa con algunos periodistas que lo acosan constantemente para sacarlo de las casillas, eso es claro.

El pasado viernes 8 de agosto, la municipalidad de Apopa gobernada por el FMLN junto a una empresa privada, realizaron una actividad de carácter social, a la que fue invitado el candidato presidencial Mauricio Funes. Un buen número de comunicadores acudimos a la convocatoria, no hay duda que la intensión era explorar muchos temas con el candidato presidencial, ya que siempre tiene una respuesta a las interrogantes.

El asedio de los medios y quiza las preguntas incisivas ante una posible diferencia que existe entre él y el diputado Salvador Arias, lo llevaron a decir cosas que como bien lo dijo a inicios de esta semana el propio Arias, "son cosas internas del partido". Y es que Funes aseguró en dos ocasiones ante los reporteros que "yo en mi gobierno no lo llevo", en referencia a que él no avala la participación del congresista en un nuevo período.

En los últimos días la prensa, y curiosamente a pocos días para el desarrollo de la XXIV Convención Nacional (ordinaria) que el partido de izquierda, desarrollará el próximo domingo 17 de agosto y donde se espera aprobar el Plan de Gobierno que Funes, ofertará a los salvadoreños y salvadoreñas en las elecciones, se han dado signos de confrontación.

No hay duda que la frase "en mi gobierno no lo llevo" quedó marcada en la mente de todos los periodistas, y no es para menos, son frases precisas e importantes en medio de una campaña electoral y donde los periodistas tratamos de encontrar lo nuevo. Esa frase, además, dejó en claro la diferencia existente entre ambos políticos y que refleja que ahí hay un problema.

Dagoberto Gutierrez, analista político y exmilitante del FMLN, recomendó recientemente en un programa televisivo que Funes debe "cuirdar" su forma de hablar que hay cosas que no se pueden hablar abiertamente. Un claro tirón de orejas. Habrá que esperar cuál será la respuesta que ahora tenga Funes con respecto a éstos consejos, y que van en la misma línea de Arias, quien esta semana advirtió que no quiere confrontar con su candidato presidencial y aquien también le expreso su apoyo. Claró esto último los medios de comunicación influyentes no le dieron bola, como dicen.

Otro error que veo yo, fue el comportamiento de dirigentes y personal de prensa del partido político, quien continúa arrastrando un comportamiento similar al de años atrás, de chocar directamente con los periodistas y querer evitar desarrollar el trabajo periodístico.

Durante la conferencia de este martes para dar a conocer los pormenores de la convención del domingo, los dirigentes confrontaron con los periodistas dejando en sus notas y grabaciones esos datos, que presentaron posteriormente al partido como intolerante y con un evidente mal desempeño sobre una política con los medios de comunicación.

No hay duda que de cara a la convención del domingo los temas candentes contra el FMLN, seguirán viéndose en las portadas o ediciones de los grandes medios de comunicación del país, el partido debe estar claro de ello. De lo contrario dará alas para que la derecha le desprestigie en medio de una campaña, que si bien los coloca según muchas encuestas arriba en las preferencias electorales, pero que podría influir en los meses próximos para dar paso a un fortalecimiento del partido oficial, quien en otras ocasiones ha sabido aprovechar las coyunturas y debilidades del FMLN.

No hay comentarios: