19 may. 2008

Campaña electoral v/s campaña mediática


Por: Iván Escobar

La campaña electoral, de cara a los comicios de 2009, en El Salvador esta en su apogeo. Pese a que la normativa legal obliga a los actores políticos y partidarios a ejercerla hasta finales de este año.

En la última semana, los salvadoreños fuimos invadidos de información electoral, acompañada de publicidad oficial. Los medios de comunicación pusieron su grano de arena con la campaña mediática contra el principal partido de oposición, a través de los informes publicados en prestigiosos medios de comunicación internacionales, que relacionan al FMLN con las FARC, de Colombia.

Digo que fuimos invadidos, porque un recuento de la información publicada sólo en esta semana, en los dos principales medios impresos salvadoreños (La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy), dan cuenta que en más de ochenta páginas publicaron información relacionada directamente con la temática.

Del recuento de estas publicaciones, encontramos que entre el domingo 11 y el sábado 17 de mayo, La Prensa Gráfica en 40 páginas, publicó con un total de 52 noticias, manteniendo el titular de madera (portada) con información relacionada con el tema. Los días que más páginas de su edición dedicó este rotativo, fueron el viernes 16 y sábado 17, con un total de 18 páginas (9 en cada edición).

En el caso de El Diario de Hoy, en la última semana, 43 páginas fueron dedicadas al tema, en las cuales se publicaron 57 noticias relacionadas a la temática, manteniendo también el titular de madera durante los siete días.

Este periódico dedicó 24 páginas con información relacionada a la temática, en sólo tres de las siete ediciones de la última semana.

Los titulares más fuertes fueron los de El Diario de Hoy, entre los titulares de portada que destacan son el del 13, 14 y 15 de mayo, respectivamente: “FARC ofreció al FMLN hacer secuestros”, “Chávez alienta relaciones FARC-FMLN”; “Funes se opone a investigar a Merino por FARC”, entre otros.

La Prensa Gráfica también utilizó titulares que involucran directamente al partido opositor con la temática continental y que se origina a partir de las investigaciones que el gobierno colombiano hace a tres computadoras de Raúl Reyes, segundo al mando de las FARC, asesinado el 1 de marzo de este año en territorio ecuatoriano.

Entre los títulos que utiliza este rotativo destacan los titulares de portada del 13 y 16 de mayo, respectivamente “FARC planeó apoyo a finanzas del FMLN” y “FMLN acepta nexo “político” con FARC”, entre otros.

Curiosamente ambos rotativos no dedican mucho espacio a la parte editorial o artículos de opinión, para abordar el tema, como tendría que ser, si se quiere cuestionar un tema que relaciona a varias naciones. Es importante destacar que en la última semana sólo se dedicaron entre los dos periódicos dos editoriales y ocho artículos de opinión, los cuales salieron en El Diario de Hoy.

Este recuento lo hago, no con el afán de destacar el trabajo que hacen estos medios, sino para cuestionar en alguna medida, y sobre todo, el uso de medios de comunicación para ignorar realidades como las que sufrimos en estos momentos los salvadoreños. El encarecimiento de la vida, los golpes a las economías familiares de todos los extractos sociales, y la falta de oportunidades de que nuestros hijos se desarrollen en un país con verdaderas oportunidades.

La verdad es que en los últimos meses y el tiempo que queda para hacer campaña política, campaña electoral, campaña oficial y campaña mediática, continuarán prevaleciendo los problemas regionales y continentales. Estaremos viendo los problemas que hay en otras naciones y haciéndonos “los del ojo pacho” ante las problemáticas que vivimos los salvadoreños.

Habrá que preguntarse qué tipo de campaña regirá este proceso electoral, si la campaña electoral que tiene como fin ofrecer alternativas de gobernar y dar a conocer las intensiones de cada una de las fuerzas políticas, en caso de llegar a la presidencia; o prevalecerá la campaña mediática, de una prensa que se interesa más por la coyuntura internacional, ignorando, como insisto, nuestros problemas.

No hay comentarios: