5 abr. 2008

Muere el fotoperiodista que inspiró "Los gritos del silencio"


Tomado de: www.periodistadigital.com
30.03.08 23:22. Archivado en fotoperiodismo

(PD).- El fotoperiodista Dith Pran, cuya vida en Camboya inspiró la película Los gritos del silencio (1984) murió este domingo a causa de un cáncer de páncreas en un hospital de Nueva Jersey, según ha informado el periódico The New York Times.

Pran, de 65 años, trabajó como traductor y periodista para Sydney Schanberg, el corresponsal del diario americano que cubrió la guerra civil camboyana en el periodo de los jemeres rojos.

Posteriormente, usó su fama para denunciar el genocidio que Pol Pot y su círculo de poder orquestaron en el país asiático hacia finales de la década de los setenta. "Parte de mi vida es salvar vidas", escribió en una web, "no soy un político ni un héroe. Soy un mensajero".

Ambos periodistas guardaron una intensa amistad durante toda su vida. En 1976 el periodista americano obtuvo el premio Pulitzer por sus crónicas en Asia. Al recibir el galardón agradeció a su colega, que aún se encontraba desaparecido en las selvas de la región.

Ambos se reunieron en 1979, cuando Pran cruzó la frontera camboyana y llegó a Tailandia. El emotivo encuentro fue recreado en la cinta de Roland Joffe.

En 1989 Pran regresó a su país natal para hacer algunas crónicas sobre la Camboya que sobrevivió al régimen de Pol Pot. Lo que encontró allí no lo olvidaría nunca más:

"Veo... una pila de huesos y cráneos. Es lo primero que veo desde mi llegada, es tan doloroso que me quiebro del todo. Son mis parientes, amigos y vecinos... pienso. Pasa mucho tiempo hasta que logro calmarme. Luego, soy capaz de arreglar, con mis manos desnudas, los cráneos y los huesos para que no estén esparcidos por allí".

El fotógrafo fue recluido en un campo de concentración en la provincia camboyana cuando los comunistas se hicieron con el control de su aldea en 1975.

Pram sobrevivió a cuatro años de torturas y hambruna. Los jemeres rojos asesinaron a cerca de 50 de sus familiares, entre ellos su padre, cuatro hermanos y sus familias.

Ellos, fueron víctimas de un régimen que exterminó a 1,7 millones de personas con un reinado del terror basado en una utopía comunista.

Schanberg estuvo pendiente de la enfermedad de Pran y fue un asiudo visitante al hospital de New Brunswick, donde el camboyano murió esta tarde (hora española). Le sobreviven su pareja Bette Parslow y cuatro hijos.

No hay comentarios: