16 mar. 2008

Domingo de Ramos, una tradición

Por: Iván Escobar

La procesión del Domingo de Ramos, inicia con la bendición de
las palmas por parte del sacerdote. Fotos: Iván Escobar


La entrada triunfal de Jesus de Nazareth a Jerusalén, fue recordada este Domingo de Ramos, por la comunidad católica salvadoreña, dando así inicio a la Semana Santa, con la cual se recuerda la vida, pasión y muerte del hijo de Dios.




De acuerdo a la tradición, a la hora señalada, los fieles se reúnen en una iglesia menor o en algún otro lugar adecuado, fuera del templo hacia el cual va a dirigirse la procesión. Los fieles llevan ramos de palma y flor de coyol en la mano. El Sacerdote y los ministros, revestidos con los ornamentos rojos requeridos para la misa, se acercan al lugar donde el pueblo esta congregado.

Este ritual es en recuerdo del ingreso de Jesús a Jerusalén, y que según el evangelio de San Mateo, recuerda que "cuando se aproximaban ya a Jerusalén, al llegar a Betfagé, junto al monte de los Olivos, envió Jesús a dos de sus discipulos, diciéndoles; Vayan al pueblo que ven allí enfrente; al entrar, encontrarán amarrada una burra y un burrito con ella; desátenlos y tráiganmelos. Si alguien les pregunta algo, díganle que el Señor los necesita y enseguida los devolverá". Esto sucedió para que se cumpieran las palabras del profeta: Díganle a la hija de Sión: He aquí que tu rey viene a ti, apacible y montado en un burro, en un burrito, hijo de animal de yugo".






La escena es recordada cada año, al inicio de la semana Mayor. Este año no fue la excepción, templos como el de la Divina Providencia, en esta capital; fue uno en los que la comunidad se manifestó en las calles para dar la bienvenida, al hijo de Dios.

Hombres, mujeres, niños, jóvenes y ancianos se congregaron para compartir, en familia, el inicio de las celebraciones religiosas para este año, manteniendo con ello una de las tradiciones católicas más fuertes en el país. Muchos templos desarollaron la procesión como muestra de fe.


Los fieles acompañan la imagen hasta el templo.



La banda acompañó la procesión hasta
el templo, ubicado en la Colonia Atlacatl.


Las palmas el simbolo de aceptación.

No hay comentarios: