16 mar. 2008

Ávila un candidato "común, corriente y silvestre"

Por: Iván Escobar
Periodista


Rodrigo Ávila se convirtió, este fin de semana, en la persona que reúne las características que el presidente del partido ARENA y presidente de la República, Elías Antonio Saca, había solicitado.

En un proceso de votación, cuestionado incluso por los mismos areneros, este sábado fueron las “primarias”, con lo cual ARENA concluye un verdadero vía crucis en medio de una campaña electoral de cara a los comicios presidenciales de 2009, elecciones consideradas decisivas en El Salvador.

Este fin de semana 15 colegios electorales del partido oficial, decidieron entre los precandidatos: Ana Vilma de Escobar, Luis Mario Rodríguez y Rodrigo Ávila, siendo este último quien obtuviera el mayor respaldo, para aspirar a la primera magistratura del país.

Políticos, columnistas y periodistas salvadoreños coinciden, en las ediciones de este domingo, en que la figura de Ávila será fuertemente cuestionada por su principal adversario político, el FMLN y su candidato presidencial, Mauricio Funes, por el débil trabajo desempeñado al frente de la Policía Nacional Civil (PNC), cargo ocupado en dos gestiones presidenciales.

A esto hay que sumar el descontento en estructuras importantes de ARENA, quienes han dejado entrever que no hay un respaldo unánime a la candidatura presidencial de Ávila.

Sin embargo, como ya es costumbre en el partido de derecha, las voces de protesta que emanan de importantes personalidades, son silenciadas, misteriosamente, para diluirlo en lo que ellos definen “un proceso democrático” y “valedero” en el partido oficial.

Las últimas voces de protesta se escucharon este sábado, por parte de Ana Vilma de Escobar quien no logró convencer a las estructuras del partido oficial para convertirse en la primera mujer designada a la candidatura presidencial en su partido.

Además el ex-aspirante a la presidencia, Luis Mario Rodríguez, le ha solicitado, según publicaciones periodísticas de hoy, que sería oportuno que debatiera con su principal adversario político. Cabe destacar que el ahora candidato presidencial, dejó en claro hace unas semanas que los debates no serán una prioridad, postura similar a la que presentara Saca cuando era candidato.

Habrá que ver qué tanto dejarán que las voces de Ana Vilma, Luis Mario u otros descontentos con este ensayo de elecciones primarias será escuchado. Lo que ARENA, en estos momentos tiene claro, y de eso estamos concientes que le permite estar tranquilo, es que a un año de los comicios presidenciales, ya cuenta con su candidato presidencial, que será el oponente principal de Funes.

Sin duda la estrategia será como hacer que Ávila, presente una oferta electoral, complementaria a los ideales del partido ARENA, pero que la gente no perciba que “es más de lo mismo”.

Ávila, el candidato “ideal” para el mandatario salvadoreño, reunió sus características: “común, silvestre y corriente”.

No hay comentarios: