16 oct. 2007

Un tema que ya no es de interés para la prensa

Por: Iván Escobar

Es increíble, al menos así lo considero desde mi punto de vista que a los periodistas salvadoreños, se les haya salido de la mente el tema que generó gran incertidumbre y preocupación en una comunidad del departamento de La Libertad, como es la contaminación por parte de Baterías de El Salvador (RECORD).
Y es que pareciera ser, que el hecho de que el pasado lunes 24 de septiembre, las autoridades de salud ordenaran el cierre inmediato de una planta de RECORD, ubicada en el cantón Sitio del Niño, de la jurisdicción de San Juan Opico, departamento de La Libertad, era el final de una historia de denuncias y protestas que se generaron en los últimos dos años, por parte de familias de la zona.
Sin duda, la prensa salvadoreña fue testigo del cierre de una planta, lo que no significa la solución del problema. No obstante, en los medios de comunicación salvadoreños poco o nada se habla del tema en los últimos días.
Claro a excepción de algunos periodistas que hemos continuado dando seguimiento al tema, para ver qué pasará de hoy en adelante. En especial ver como cientos de familias que habitan en las comunidades cercanas a la fábrica, que ahora lucha por lograr descontaminar a sus niños, contaminados por Plomo.
El pasado lunes 15 de octubre, representantes de las familias, aglutinados en el colectivo Movimiento sin Plomo, fueron recibidos en el seno de la Comisión de Salud y Medio Ambiente, de la Asamblea Legislativa. Desde el inicio de la reunión vi a los colegas periodistas, como a diario acudimos al parlamento con el interés de encontrar noticias.
Sin embargo me quedé sorprendido cuando, el tema sólo nos intereso a unos cinco periodistas, del gran total que se encontraban en el congreso, y por sacar una nota informativa, mientras que los otrs daban la vuelta y decían a los colegas: “No han dicho nada nuevo”.
La verdad que cuesta pensar que no digan nada estas familias, que desde hace dos años han luchado incansablemente porque el Estado salvadoreño les de respuesta a esta problemática, y que a casi un mes del cierre de la planta, continúan esperando respuestas para poder costear los millonarios tratamientos para sus hijos.
“No vemos que en el presupuesto de salud, del otro año se este pensando una partida especial para este caso”, reclamó a los legisladores Carlos Mejía, un representante de la comunidad, y que ayer expuso a los legisladores, la lucha que han desarrollado en los últimos dos años.
Estas familias se sienten contentas por el cierre de la planta, pero ahora el tema esta cómo solucionarán el problema de contaminación que esta afectando fuertemente a los niños. La respuesta de los legisladores, al final fue de felicitaciones y otros de reclamo.
Me pregunto, y todo esto no es noticia. Acaso a los salvadoreños, que por cierto estamos en estos días invadidos de propaganda preelectoral, no les interesaría conocer lo que están viviendo estas personas.
Pareciera ser que la prensa local, al final sólo se interesa por dar cobertura a los temas “importantes”, y dejan de lado a “los churros” como habitualmente llamamos a los temas que no son de interés.
Momento es necesario dar seguimiento a este tema, y lo digo porque este hecho ha dejado en claro dos cosas: que la unión hace la fuerza, las comunidades en esta oportunidad se unieron y lograron un objetivo, cerrar; pero también se demostró la diferencia de parte de las autoridades, en especial Salud y la Fiscalía General de la República, que por cierto esta última no ha dado muestras de investigar fehacientemente el caso.
Pero al igual que este tema de la contaminación en San Juan Opico, existen otros como la apertura de plantas de gas y carbón en La Unión; los proyectos mineros en la zona norte del país, la privatización de servicios de salud, agua entre otros. Son temas que en la actualidad no pueden ser de interés, démosle seguimiento objetivamente para hacer un análisis importante de los problemas sociales que enfrenta el país, y no esperar a dar cobertura a los desenlaces de los problemas, que por lo general concluyen en violencia.

No hay comentarios: