21 sept. 2007

Una pequeña reflexión

Por: Iván Escobar

"Uno ya no sabe si va a regresar a su casa", fue la frase con la cual un colega periodista, el pasado jueves en la Asamblea Legislativa, mientas dabamos cobertura a la Sesión Plenaria de la semana, me expresaba minutos después que nos enteramos del asesinato del colega periodista Salvador Sánchez.
Considero que la muerte de Salvador, se convierte en un golpe para su familia y desde luego para el gremio periodístico salvadoreño, quienes vemos que esta claro una vez más que somos vulnerables ante los constantes hechos de violencia que se viven en el país.
Las autoridades hasta este viernes, mantienen la versión de que el asesinato es producto de la delincuencia común, que a diario en El Salvador sigue cobrando la muerte de más de 10 personas. Y se esto lo afirman a raíz de las amenazas que supuestamente recibió el colega hace unos días.
Salvador paso este jueves como se informó horas próximas de su crimen en diversos medios de comunicación, y que por cierto en medios de prensa internacionales más que en la prensa local, a ser parte de esas frias estadísticas que se presentan todos los días.
Cabe destacar que este hecho ya es del conocimiento de instancias como: Amnistía Internacional, de la Relatoría de Libertad de Expresión, de la Organización de Estados Americanos (OEA), ya que la llega del relator Ignacio Álvarez, coindió con este hecho que ha generado preocupación entre muchos sectores del país.
En lo que va de este año Salvador, es la primera víctima mortal en el gremio de prensa, pero el 2006 no fue la excepción, ya que en agosto del año pasado fue asesinado un corresponsal de un matutino.
El hecho ha sido condenado por las gremiales de periodistas -APES y SINPESS-, e incluso la clase política de este país, el cual piden no quede en la impunidad, como ha sucedido con hechos similares de cientos de salvadoreños que han sido asesinados en los últimos meses, y que sus familias siguen esperando que las autoridades hagan justicia.
La muerte del colega periodista, viene una vez más a confirmarnos la frase con la cual inicie este artículo, "uno ya no sabe si va a regresar a casa", tal y como me lo dijo mi colega. Ojala que este crímen no quede en la impunidad, reitero y desde Ideas y Voces, espacio virtual nacido este año para dar a conocer la temática del periodismo salvadoreño y sobretodo analizar las situaciones a las que nos enfrentamos los periodistas, nos sumamos a esas peticiones.
Desde aca un saludo solidario a la familia de Salvador, a sus compañeros de Radio Cadena Mi Gente, Mayavisión, Arpas y YSUCA y el gremio en general.

1 comentario:

carlos dijo...

Yo tambien me uno a las condolencias para su familia, algo erdaderamente lamentable.