4 jul. 2009

De Bélgica a las calles de San Salvador

Image 11644


Iván Escobar
Redacción Amigos

De Bélgica llegaron hace ocho años para quedarse y contribuir al desarrollo de la juventud a través de sus creaciones musicales.
El dueto salvadoreño Shaka y Dres, se constituye en una opción para aquellos jóvenes que se sienten confundidos y desean alejarse de los problemas sociales.

Y es que problemáticas como riesgos de caer en las temidas pandillas, la marginalidad, drogas, delincuencia son algunos de los tópicos que abordan en su música Shaka y Dres, que son los hermanos salvadoreños José Antonio y Alvaro Morales Ávila, nacidos en Bélgica, de padres salvadoreños y actualmente viviendo en El Salvador.

Ambos dedican buena parte de su tiempo a la creación musical, a la utilización de los recursos audivisuales y musicales, para expresar sus ideas, y sobre todo llevar al mundo la voz de aquellos que diariamente sufren violaciones a sus derechos o no tienen respuestas esenciales a sus problemas.

En 2001 llegaron a El Salvador y aseguran que ello les permitió reencontrarse con su esencia, con la realidad de jóvenes sin futuro, sin espacios y quienes podrían, a través de la música, expresarse.

“Regresamos a nuestra escencia”, advierte José Antonio, quien dice que la vida artística acá es muy diferente en los países europeos, donde el arte es valorado grandemente y en El Salvador existe poco apoyo a proyectos como el de ellos, que en buena parte busca contribuir para que los jóvenes se alejen de la violencia.

Europa “es un mundo frío la música de protesta en Europa es más deprimente, más crudo el mensaje, en cambio en el mundo latino, hay más sensibilidad social, y existe variedad de ritmos que se pueden utilizar, para trasladar las ideas”, advierte José Antonio, quien dice sentirse cómodo en este ambiente, y donde existe mucho potencial artístico.

Shaka y Dres nos ofrece sus interpretaciones con letras acompañadas de ritmos como el reggaeton, hip hop y rap.
La agrupación se fundamenta en el Rap francés de los años 90, música de la cual han sido influenciados desde que comenzaron cuando tenían 16 y 13 años. Ahora complementan sus melodías con el reggaeton latino y la fusión de otros géneros contemporáneos y juveniles.

Entre su repertorio se encuentran: “Morena”, “Boquita”, “Solo”, “Una vida diferente”, “Metaloide” y “Unámonos Ya”, este último tema incluido en una campaña internacional.
“El grupo combina armoniosamente ambos géneros y entremezcla las culturas latinas y europeas” que dan un sabor original a sus producciones musicales, utilizando el francés y el español.

El dueto no sólo compone la letra y la melodía de sus canciones, sino que además elabora sus propias pistas musicales.

La juventud y la música
Cabe destacar que Shaka y Dres no se limita a interpretar canciones o componerlas, sino que tratan de llevar mensajes y criticas sociales de los problemas que sufre la población juvenil.
Ello les ha valido para ser seleccionados en campañas del Ministerio de Educación y Oxfam Internacional, en iniciativas como la campaña “Stop a la violencia de género”.

La campaña, explica José Antonio, “contiene una canción que formó parte del proyecto piloto de Edu comunicación que se impulsó en 53 centros escolares del país y tenía como finalidad sensibilizar y educar a la comunidad educativa en la prevención de la violencia y en la generación de nuevos valores”.

En 2007 participaron en el “I Festival de la Canción por el Derecho a la Educación”, en Guatemala, patrocinado por diversas organizaciones, y en la cual la canción “Unámonos Ya”, obtuvo el tercer lugar.

“Esta canción fue adoptada posteriormente como tema de la campaña por el Derecho a la Educación en Argentina”, recuerda.
“Vamos al grano”, es una de las campañas de Oxfam Internacional, donde han incluido una de sus canciones, que está sonando con la campaña en Honduras, México y Guatemala.

“La música no sólo es fuente de alegría y recreación, sino un medio con enormes posibilidades transformadoras para que todos y todas podamos algún día vivir una vida diferente”, considera.
Desde la música advierte el dueto “se puede contribuir bastante porque se pueden utilizar ritmos y estilos que son muy del momento”.

Un llamado que hacen a las autoridades de gobierno es lograr aprovechar estas ideas e incluirlas en programas y campañas que permitan insertar a jóvenes en los mismos a través de la música. Consideran que hay mucho potencial en la población juvenil, que puede aportar al arte y la cultura salvadoreña, solo se requiere de un respaldo “y no se necesita de muchos fondos si no tiempo y espacio para la población joven”.

1 comentario:

Tania dijo...

Hola, envista de los tristes acontecimientos por lo que pasa ES ,me pregunto si est'an tratando de movilizarse para recaudar fondos para enviar.Soy salvadore~na y resido en Belgica y estoy tratando de cintactar salvadore~nos dispues a ayudar.