1 jun. 2009

Transición

Por: Iván Escobar

Bueno, El Salvador inicia una nueva era en el escenario político. No es para menos los salvadoreños nos encontramos a pocas horas de la instauración de un gobierno de izquierda, en esta ocasión representado por el periodista Mauricio Funes y su compañero de fórmula, el ex comandante guerrillero y docente de profesión, Salvador Sánchez Cerén, quienes se encargan de dirigir un país que en las últimas dos décadas ha sido dirigido por la extrema derecha, representada en la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Luego del triunfo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ganará los comicios presidenciales del pasado 15 de marzo, hoy El Salvador entra un nuevo escenario, que mantiene con grandes expectativas a los diferentes sectores políticos, económicos y en particular a las grandes mayorías que en los últimos años han sido marginados por políticas neoliberales implementadas por la derecha salvadoreña.

La era que hoy se inicia no es fácil, tomando en cuenta el escenario político y económico a escala mundial y nacional. Además las condiciones de gobierno con las cuales asume el presidente Funes, son adversas, pero muchos sectores coinciden en que la única forma de salir adelante es la unidad nacional.

Ojala y esta última recomendación sea tomada en cuenta por aquellos que en estos años han estado al frente del Ejecutivo, pero además un llamado especial a las nuevas autoridades para que asuman con humildad y sobretodo con el interés de buscar soluciones a los problemas económicos y sociales, que en pasadas décadas llevaron a este país a caer en lo que fue una cruenta guerra civil que dejó más de 70 mil muertes en cada bando y la desaparición de unas 25 mil personas.

Espero que hoy demos esa vuelta de página, que tuvimos como nación que haber realizado en 1992, cuando nuestr país los actores principales de la guerra firmaron el Acuerdo de Paz. En hora buena este momento, para lograr transformar nuestra nación y convertirla en un país, en el cual tengan voz y voto, los hombres y mujeres, niños y niñas, jónenes y señoritas que integramos esta gran nación. Y en particular sea un gobierno que piense en nuestros hermanos que fueron obligados a vivir fuera de nuestras tierras, y que tanto han aportado a nuestro país.

No hay comentarios: