9 jun. 2009

Sobre el nuevo presidente de CONCULTURA

Tomado de Diario Co Latino








Paulino Espinoza

Director del Centro Cultural Universitario de la UCA
excesodeequipaje@gmail.com


Quiero hacer llegar hasta ustedes estas reflexiones surgidas a partir de la avalancha de correos y llamadas telefónicas del domingo pasado, en torno al nombramiento del nuevo presidente de CONCULTURA y, especialmente, motivado por un artículo publicado este lunes en la página de “Salvadoreños en el mundo”.

Ciertamente, el tema ha llamado la atención de la comunidad artística, no solamente en nuestro país, sino de los compañeros y compañeras que se encuentran viviendo fuera de nuestras fronteras, eso es algo bueno y necesario.

En la situación actual de El Salvador es fundamental que la ciudadanía participe y haga valer sus derechos y que exija que las instituciones funcionen de acuerdo a los fines y compromisos para las que fueron establecidas.

En ese sentido necesitamos funcionarios honestos y capaces, que sus credenciales -trayectoria, experiencia, capacidad de trabajar en equipo e integridad- estén a la altura del cargo para el que han sido llamados. Es necesario que los empleados del Estado comprendan, como decía Monseñor Romero, que son “servidores”.

Por todo esto, el debate generado es beneficioso, sin embargo, con insultos y descalificaciones a mansalva no vamos a lograr nada. Debemos recordar que manchar la dignidad de los otros solamente nos hace menos dignos. Pongamos las cartas sobre la mesa y que se escoja a las mejores personas por el bien del país.

Cuando veo el pool de candidatos y candidatas que se mencionan (Roberto Quezada, Rolando Reyes, Luis Alvarenga, Carlos Cañas, Roberto Salomón, Manlio Argueta, el “Pichón Cea”, Walter Raudales y la compañera Carolina, residente en Los Ángeles, que está siendo sugerida por la comunidad en el exterior, encuentro un enorme potencial acumulado, un verdadero “tanque de pensamiento” que debe ser puesto como equipo al servicio de la Nación. Ese debe ser el objetivo.

No hay comentarios: