6 may. 2008

Periodista gana juicio contra Estado salvadoreño

Daniel Trujillo/
Iván Escobar
tomado de Diario Co Latino


El Estado salvadoreño ha sido condenado una vez más, al perder el juicio contra el periodista Jaime Ascencio, quien fue despedido injustificadamente de Radio Cuscatlán, una emisora gubernamental-militar.

A finales del año pasado, el periodista Jaime Ascencio fue despedido sin justificación alguna de Radio Cuscatlán, sin que se le pagara su tiempo de trabajo, lo cual desde el primer momento, el profesional calificó de un claro abuso a sus derechos laborales.

A la fecha, el periodista Ascencio se mantiene sin empleo y, junto con el apoyo de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) y el Sindicato de Periodistas y Similares de El Salvador (SINPESS), ha impulsado una campaña de denuncia y conscientización de esta violación a sus derechos.

La Cámara Segundo de lo Laboral de San Salvador falló a favor de Ascencio y dictaminó que la radio debe de pagarle el dinero correspondiente a su tiempo de trabajo en esa emisora estatal.

Para el presidente de la APES, Serafin Valencia, la resolución llena de alegría al gremio periodístico debido a que es un claro llamado de atención a los medios de comunicación para que respeten los derechos laborales.

“Los periodistas somos personas que nos asisten los derechos laborales, y en el país se violan constantemente nuestros derechos”, puntualizó el presidente de la APES.

En lo que va de este año, la APES acompaña tres procesos de denuncias laborales y Valencia reconoció que es el momento de que los y las periodistas “rompan el silencio” para detener la impunidad en el país. Valencia agregó que se tiene conocimiento de dos empresas periodísticas que violan constantemente los derechos laborales de los periodistas.

Mientras que Jaime Ascencio, con la asesoría del IDHUCA, se siente satisfecho de la resolución.
“Me he sometido al escrutinio público, haberme puesto en manos de la justicia ha sido bueno, es un mensaje para todas aquellas personas y colegas que han sufrido violaciones. La institucionalidad ha funcionado. Invitó a los colegas a no quedarse de brazos cruzados a la hora de que se le violen sus derechos. Esto demuestra que mi despido fue ilegal”, expresó el periodista.

Por su parte, Emeli Pineda, secretaria general del SINPESS, dijo que es un caso que sienta un precedente y que muestra que la unidad del gremio y la denuncia funciona.

“Es una prueba de que cuando se siguen los canales debidos se logra una efectiva respuesta de parte de las instituciones”, agregó Pineda.

La secretaria general del SINPESS destacó el trabajo en conjunto con la APES y, además, por el apoyo jurídico de instituciones como el IDHUCA, FUNDASPAD y FESPAD. “Es un reto para el gremio de apoyar al colega cuando son violentados sus derecho, ya que así como Jaime, muchos son despedidos y guardan silencio por no sufrir represalias, pero está confirmado que sus derecho constantemente son atropellados”, finalizó Pineda.

No hay comentarios: