13 mar. 2008

El caso de Jaime una clara violación a sus derechos

Por: Iván Escobar
Secretario de prensa de SINPESS


Jaime Ascencio es un joven periodista salvadoreño, que ha comenzado, como él mismo lo señala, una lucha a largo plazo. Y no es para menos, se esta enfrentando a un medio de comunicación, que además forma parte de la estructura gubernamental.

Desde diciembre pasado, Jaime no ejerce el periodismo por una decisión de sus jefes inmediatos quienes le comunicaron que su contrato no iba a ser renovado para 2008. Pero esa no fue la única sorpresa que se llevó el colega al cierre del año pasado, sino que además de haber laborado por más de siete años en Radio Cadena Cuscatlán –medio perteneciente al Ministerio de Defensa Nacional- no le fue cancelada la indemnización a la cual tenía derecho.

“Aquí ya sabés que no hay indemnización…si querés andá a poner la denuncia al Ministerio de Trabajo”, fueron las palabras con las que su jefe inmediato le despidió, a pocos días para finalizar 2007.

Desde entonces comenzó, lo que él mismo define, una “lucha titánica”, para lograr que se cancele la indemnización a la cual toda persona tiene derecho a recibir, según la legislación laboral salvadoreña, cuando es despedida.

El pasado viernes 7 de marzo, Jaime vio una pequeña luz en su camino, sin embargo, los resultados no fueron los esperados. Ese día se llevó a cabo, en la Cámara Segundo de lo laboral de San Salvador, la audiencia conciliatoria entre ambas partes, en el proceso judicial que está impulsando para que se respeten sus derechos, no obstante la parte demandada –la radio- se negó a conciliar, dando paso a un prolongado proceso que como bien sabemos puede tardar días, semanas, meses o incluso años.

La verdad es que es indignante este tipo de acciones por parte de las instancias gubernamentales a la hora que un ciudadano solicita amparo. Como Sindicato de Periodistas y Similares de El Salvador (SINPESS), consideramos que este caso no debe quedar en la impunidad. La justicia debe ir a favor de Jaime, un hombre que en la actualidad esta luchando, sin un empleo, para lograr sostener a su familia.

Jaime no logró que instancias como el Ministerio de Trabajo le garanticen una salida viable al problema, pese a que esta es la institución en la cual se amparan nuestros ciudadanos. Vergonzoso, dice, ha sido la falta de atención de esta institución.

Por este tipo de situación muchos de nuestros colegas aunque sufren atropellos y violaciones laborales cada año, guardan silencio y se niegan a hablar de sus casos por temor a represalias.

Ascencio esta dispuesto a llegar hasta lo último, ahora dice que el objetivo ya no es el dinero, sino limpiar su nombre, el cual esta siendo atropellado y pisoteado por el Estado. Como SINPESS, hemos unido esfuerzos con el Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA) y por primera vez con la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), para defender a colegas como Jaime.

El pasado 19 de febrero desarrollamos un conversatorio con estas instituciones, y varios de los colegas despedidos en los últimos años, quienes consideraron oportuno romper el silencio y alzar sus voces para clamar justicia. Ahora estamos más que convencidos, como sindicato, en apoyar la lucha de Jaime, de hecho consideramos que su caso puede abrir las puertas para que casos como éste no se repitan.


SINDICATO DE PERIODISTAS DE EL SALVADOR (SINPESS)

No hay comentarios: