28 dic. 2007

Evaluación del trabajo de la prensa salvadoreña y violaciones a periodistas durante el 2007


El 2007, ha sido para la prensa salvadoreña uno de los años más difíciles, en comparación con años anteriores. El Sindicato Nacional de Periodistas y Similares de El Salvador (SINPESS), en su evaluación anual, lamenta los hechos suscitados contra miembros de la prensa, y que dejan como saldo la muerte de dos profesionales de la prensa nacional, quienes laboraban en radios locales.

Uno de los casos es el hecho sucedido el 8 de mayo de 2007, contra el corresponsal de deportes de radio YSKL, Alirio Alfredo Chávez, quien fue herido a balazos al interior de un negocio, del cual era propietario, en el Barrio El Ángel, del occidental departamento de Sonsonate. El hombre murió un día después. Se presume que el asesino fue por parte de un pandillero que trató de extorsionarlo.

Otro hecho que consternó a la sociedad salvadoreña, y en particular a la prensa nacional, fue el crimen en el mes de septiembre, del periodista Salvador Sánchez, quien laboraba para la radio Cadena Mi Gente, y además trabajaba como corresponsal para otras reconocidas radios locales, entre ellas: YSUCA y MAYA VISION, hecho sucedido en horas de la mañana del 20 de septiembre, en las cercanías de su vivienda, ubicada en la Colonia Florencia II, del municipio de Soyapango, al oriente de la capital.

El SINPESS considera que ambos crímenes han generado preocupación en el gremio salvadoreño, y que si bien hasta hoy las investigaciones no han confirmado que las muertes estén ligadas al trabajo profesional, esta claro que la violencia imperante en el país, sigue cobrando la vida de personas inocentes.

Sólo en la última década, han sido asesinados cuatro comunicadores, el 24 de agosto de 1997, Lorena Saravia, locutora de Radio Corporación Salvadoreña (RCS) –ya desaparecida-, fue asesinada. Su cuerpo apareció con un balazo en la cabeza en una finca del volcán de San Salvador. Se presume que fue víctima del crimen organizado. Y el 28 de agosto de 2006, Douglas Hernández, corresponsal de La Prensa Gráfica (LPG) de 26 años, fue asesinado a balazos en las afueras de una cooperativa cercana a su vivienda ubicada, en el municipio El Congo, departamento de Santa Ana.
Los asesinatos ocurridos este año, las autoridades los atribuyen a actos delincuenciales. Sin embargo, en el caso de Salvador Sánchez, el SINPESS considera que las investigaciones deben profundizarse, por lo que pedimos respetuosamente a las autoridades seguir en esa tarea, a fin de que este crimen no quede en la impunidad.

Otro hecho que continuamos condenando y que esperamos no vuelva a repetirse, es el encarcelamiento de catorce personas en el mes de julio de este año, entre ellas la periodista institucional de la ong CRIPDES, Haydeé Chicas, que junto a 12 personas más esta siendo procesada bajo la figura de actos de terrorismo, tipificados en la Ley Contra Actos de Terrorismo, aprobada en el 2006.

Este hecho impacto en la sociedad salvadoreña y sobretodo en la comunidad internacional, el mismo refleja la intolerancia gubernamental a la protesta pública y el irrespeto de parte de las autoridades al libre ejercicio de la profesión, que estaba desarrollando la colega Chicas.

Tal y como lo denunciamos en su momento y lo sostenemos cinco meses después, es una violación al derecho de Libertad de Información y de Expresión. Mantenemos nuestra solidaridad con la colega, quien continúa siendo procesada en un tribunal especializado y con una normativa legal, altamente cuestionada, por violentar a todas luces los derechos de las personas.

Estas capturas se dieron el 2 de julio en la ciudad de Suchitoto, departamento de Cuscatlán, durante una jornada de protesta social, contra el lanzamiento gubernamental de la política de descentralización del agua, y que muchos ven en ella, un paso a la privatización del servicio.

Cerrando el 2007, específicamente en el mes de octubre, tuvimos que lamentar las agresiones en contra de colegas de diferentes medios de comunicación, entre ellos el fotoperiodista de LPG, Borman Mármol; y el periodista televisivo, Alex Nolasco, de canal 21, durante los desordenes en la comunidad Santa Gertrudis, en el departamento de Santa Ana.

Nolasco fue agredido brutalmente por un agente de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) de la Policía Nacional Civil (PNC), cuando se transportaba en el vehículo debidamente identificado con los logos del canal; la agresión dejó como resultados golpes en el abdomen. Mientras que Mármol, fue agredido por supuestos miembros de la comunidad que participaban en la protesta.

Ambos hechos son condenables, aunque la golpiza propiciada por el agente de la UMO al periodista, es preocupante, porque proviene de una persona que forma parte de una de las instituciones emanada con los Acuerdos de Paz, y que su fin es convivir con la sociedad.

Sabemos que las investigaciones continúan, sin embargo lo que pedimos es que estos hechos no continúen, y que las autoridades responsables no toleren conductas de este tipo de elementos policiales, asimismo hacemos un llamado a los dirigentes comunales, sociales y sindicales hacer ver a sus bases que la agresión a los periodistas en una violación a los derechos de Libertad de Información y de Expresión.

Los hechos del 2007 nos están alertando a que existe un problema grave, y en donde los periodistas están siendo blancos de agresiones físicas y verbales.

A esta situación se suma el despido e incertidumbre laboral que estan sufriendo muchos colegas tanto de unidades de comunicaciones como medios de prensa. Sabemos que muchos no pueden denunciar abiertamente tales situaciones, ya que las represalias no tardan en llegar.

Como sindicato esto último nos preocupa más, por lo que hacemos un llamado a los responsables de jefaturas a respetar el desempeño profesional de los colegas y no se tomen decisiones arbitrarias contra los comunicadores. Condenamos las violaciones laborales tanto en la empresa privada, instituciones públicas y ong´s.

El SINPESS, espera que el 2008, un año preelectoral, el trabajo de la prensa, sea respetado y a la vez permita en El Salvador hacer un verdadero ejercicio democrático desde los medios de comunicación.

Celebramos la apertura durante el año de nuevos medios de comunicación, tendencia que esperamos se mantenga o incremente el otro año, con el fin de que nuestra sociedad pueda gozar de mayor información, proveniente de diversas vias.

Insistimos en que el gobierno no debe continuar con el otorgamiento de publicidad sólo a medios considerados “cercanos” ó afines al gobierno, y aquellos críticos sean castigados.

Creemos que el 2007, es un año que nos da una luz de alerta, el trabajo de la prensa no es intocable, pero irrespetar a los periodistas, es un paso a la intolerancia y falta de respeto a los derechos de libre expresión, consignados en la carta de principios de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Por un periodismo libre

Junta Directiva

San Salvador, 28 de Diciembre, 2007.-

1 comentario:

Edgar dijo...

Ivan interesante los informe de las dos gremiales pero a las dos les paso desapercibido la censura que sufrimos los fotoperiodistas por una empresa EUSAL y que fue ampliamente comentada en todos los medios ojala puedan enmendar. ya que esta consignado en el informe OEA
saludos
Edgar Romero