15 ago. 2007

El "pacto ético" de la prensa salvadoreña

Por: Iván Escobar

La firma, meses atrás, de un "pacto ético" entre representantes de los principales medios de comunicación social salvadoreños, en medio de un ambiente violento y dando muestras de querer contribuir a la paz social –tal y como lo ha promovido el gobierno- fue bien vista en entre la población civil.
Aunque muchos salvadoreños se extrañaron de este pacto, surgiendo en ellos muchas interrogantes como: el hecho de que los medios regulen su programación, que antepongan el interés social al económico, se tendría confianza en las estadísticas sobre la violencia entre otras.
En esa oportunidad, como directivos de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), fijamos posición, en el sentido de que era una buena medida. Dejamos claro que estaríamos pendientes de monitorear el comportamento de estos medios, quienes de forma conjunta adoptaron los compromisos básicos de la ética periodística.
Cabe destacar que el compromiso fue desechado, y tirado a la basura, con la cobertura impresionante y desproporcional que hicieron los principales firmantes del pacto, en torno al caso Belloso.
Cuando se dio la firma del docuemento la APES, también externó su satisfacción porque la prensa nacional, y en especial los directores y jefes de prensa de los principales medios de comunicación del país, retomaron lo que la Asociación ya había plasmado en su Código de Ética, redactado desde 1999.
Pero en esa oportunidad, planteé como directivo de la asociación, en un conversatorio, que reducir la información violenta en los espacios noticiosos, no es suficiente para lograr inculcar una verdadera cultura de paz. Al contrario, es oportuno trabajar en medidas para reducir la transmisión de programas violentos en las diversas franjas de radio y especialmente en la televisión, medios de mayor consumo de las familias salvadoreñas.
Y es que desde mi punto de vista, insisto, el comportamiento violento de la sociedad no se puede achacar sólo a la información noticiosa.
A veces el comportamiento de las personas se ve influenciado por determinados programas televisivos, que dictan parámetros y conductas foráneas y que son adoptadas fácilmente por los espectadores, quienes posteriormente los reproducen en los diferentes escenarios de nuestra sociedad.



Traigo esto a colación, porque en el país se transmiten diferentes programas con contenido que debería ser moderado o regulado por el estado.
Recientemente me quedé sumamente extrañado al ver una entrevista transmitida en un programa de origen mexicano.
Y digo extrañado, porque en un horario familiar, se reproducía la entrevista que realizó el conductor del programa a, nada más y nada menos, que aun ladrón de vehículos, que opera en un barrio de la ciudad de México. Sí, así como se lee, era algo asi como una "exclusiva con el hampa", en donde el tipo se lucia explicando con lujo de detalles, las "técnicas" utilizadas para robar un vehículo y hasta daba consejos a los automovilistas.
No se si era un "show" el que se estaba presentando, porque el entrevistado estaba encapuchado, y a veces utilizaba un lenguaje callejero. Continúe viendo el programa, y más adelante transmitieron una entrevista realizada a otro personaje, un traficante de especies animales en peligro de extinsión.
Otro ejemplo de este tipo de programación es que, desde hace días en una radio local, en un programa nocturno, se transmite un programa de especie de consulta de jóvenes a un panel de locutores, que ofrecen un lenguaje vulgar, obceno y hasta ofensivos, con los radioescuchas, en su mayoría adolescentes, quienes buscan una orientación. Sin embargo, queda claro que con este tipo de programas no hay orientación alguna.
Y que decir de las páginas de espectáculo de los medios impresos, donde se difunden fotografías de artístas en poses eróticas que promueven la cultura del exhisbicionismo.
A lo que quiero llegar, es que si este tipo de programas o información se transmite en los medios de comunicación que asumieron un compromiso serio ante la sociedad para reducir la violencia en el país, no hay validez para pactar algo.
¿Qué sentido tiene firmar el pacto? ¿por qué prestarse a reproducir programas que confunden a las audiencias? ¿ estaremos los salvadoreños interezados en conocer que piensa un delincuente?
Cuando a diario matan a un promedio de díez personas en este país, por diversas razones, y la mayoría de estos crímenes que quedan en la impunidad, no creo que nos formulemos estas interrogantes ¿Será por ganar audiencias? No lo creo, la principal televisora se jacta diariamente de tener la mayor cobertura a nivel nacional.
Lo cierto es que con este tipo de programas dañamos la moral de las personas y en especial de los más jóvenes que son, al final, los que consumen esta información.
Porque el programa de televisión que mencioné anteriormente, así como el de la radio están dirigidos al público jóven.
El llamado quizá sería a las autoridades de espectáculo público para que éxaminen los contenidos de estos programas antes que ingrese en nuestros hogares y sea consumido por nuestros hijos.
Y a no desgarrarnos las vestiduras, tal y como lo estan haciendo hoy varios diputados para prohibir el ingreso de un grupo de reggaetón que canta supuestas canciones satánicas.
"Por favor", como dice un comercial, si en las radios locales a cualquier hora se pueden oir este tipo de música o, lo peor, ingresar a internet y bajar fácilmente los discos completos de estos grupos.
Pongamos ojo en esto. Y aclaremos que no son las noticias y la calidad de información las únicas causantes de la violencia en el país. Existen diferentes factores que tienen influencia en la conducta de las personas.
Es necesario tener en cuenta que como miembros de la sociedad nos desenvolvemos en diferentes escenarios de la vida cotidiana, de los cuales también adquirimos patrones de conducta que reporducimos posteriormente.

1 comentario:

Alexander Peña dijo...

Hey que ondas Ivan, esta interesante este blog, delen!!!... sigan adelante... HASTA EL TOPE!!!... jajaja, ahh, y ya estan en la seccion de LINKS de www.alexanderpena.com, ok?... gracias tambien a ustedes por haberme agregado en sus enlaces... ciao manes, y suerte, hasta pronto...