21 jul. 2007

Una causa puede hacernos gigantes


Por: Patricia Meza

"No se puede aceptar un modelo engañoso y sin vida. Un libro puede transformar, una idea puede hacernos felices y una causa puede hacernos gigantes", fue una de las frases pronunciadas por el Presidente de Cuba, Fidel Castro, hace unos años, en un congreso de periodistas.
En el 2007, a unos días de que se celebre el día del periodista en el país (31 de julio), traigo esto a la cuenta, porque me parece importante el contexto en el que vivimos, donde claramente se ha vulnerado el trabajo periodístico, al capturar el pasado 2 de julio a Hayde Chicas, una periodista institucional, acusada de actos de terrorismo.
Depués de 17 días de la captura de Chicas y otros 13 líderes campesinos, comunales, delegados municipales y otros , la cámara especializada de San Salvador da la orden de su libertad y de tres más.
Los actos de terrorismo no fueron más que, en el caso de la periodista, grabar lo que pasaba a la hora de que agentes de la UMO, usando la fuerza y violencia capturaban a las personas que participaban en una actividad de protesta, por la política de decentralización que el gobierno daría a conocer, ese día en Suchitoto, departamento de Cabañas.
Castro dijo en el congreso "...Y la verdad os hará libres...América Latina necesita de periodistas honrados y valientes", tal afirmación se comprueba con la resolución de la Cámara.
Sin embargo, decir la verdad, defender la vida, denunciar los males sociales, estar unidos y usar todas las vías contra el monopolio informativo, son aspectos que se han quedado relegados en nuestra sociedad y ahora los pocos esfuerzos que se hacen por parte de la población y de los periodistas de dar a conocer lo que ha pasado, pueden ser tildados de actos de "terrorismo".
En muy pocas ocasiones los periodistas pueden decir lo que sienten en cuanto a su profesión y hacer a la vez propuestas para mejorar su trabajo.
Además se dejan de lado bases fundamentales como la transformación, el compromiso y la honradez.
Es urgente crear un periodismo nuevo, que de la gran batalla, un periodismo a la altura de las luchas de los pueblos y con suficiente valor y mucho talento para decir las cosas.
Esta lucha profesional debe convertirse en una batalla contra la mentira, comandada por periodistas honrados.
Para Castro la mentira es un arma de guerra y cuando ésta se activa, su primera víctima es la verdad.
No hay que olvidar el llamado de atención a los periodistas que se han divorciado de las realidades de sus pueblos e incluso, sin ganar grandes salarios, se creen seres superiores a los demás, con el derecho de señalar y en el caso de Hayde decir que ella andaba tirando piedras, para que fuera capturada.
Creo que los periodistas deben estar vinculados con su clase y se debe tener conciencia de las necesidades de éstas
Y es que nuestras sociedades requieren de personas de buena voluntad,que quieran un mundo mejor, en el que el ser humano sea el centro para la transformación, donde la cultura y el conocimiento deben ir de la mano
Los periodistas deben ser "patriotas" y conocer sobre sus países todo lo que puedan.La noticias que deben figurar en los medios deben estar enfocadas a los problemas cotidianos que viven los pueblos y a lo que gira en torno a su vida.
La información que aparece en los diferentes medios ha dejado de ser un bien social al que todos tienen derecho y se ha transformado en una mercadería cuya producción y venta se disputan grandes centros de poder.
Debemos recordar en lo que Castro a insistido "hay que tener el valor suficiente, hay que saber utilizar los argumentos y los medios para contrarrestar las infamias y las mentiras, de contraatacar, de tomar la ofensiva˝.
Los periodistas, entonces, debemos tener una visión crítica de lo que se hace a diario, con una sola idea la transformación y apegados en un 100 por ciento a la verdad.

1 comentario:

Alexander Peña dijo...

Bien Patricia... muy bien!!!y sigan con todo!!!!... y gracias, bye!!!!