20 jun. 2011

Una ceremonia Maya para un equilibrio de este mundo


El sacerdotes Maya, José Ernesto Campos iniciando el ritual, en Tazumal.


Por: Iván Escobar
Texto y Fotografías
(*)

El sol incandescente se cala en la piel de todo aquel que es atraído por el olor a incienso, el sonido de un tambor y el círculo de personas que vistiendo de blanco, acompañan a un grupo de sacerdotes Mayas. La razón del encuentro es lograr un reencuentro con su origen, un encuentro con los “tatas” que habitaron siglos pasados estos suelos.

La grama verde aún remojada por el rocío de la madrugada, nos dice que la noche anterior la lluvia se hizo presente. Las nubes blancas se abren paso en el azul del cielo, y los rayos del sol, a medida avanza la mañana, se intensifican y sofocan a todo aquel que los recibe de forma directa.

La brisa es leve. El círculo de personas se organiza poco a poco, los sacerdotes Mayas ubican los cuatro puntos cardinales, representados en la cultura ancestral como el Sol, el Viento, el Agua y el fuego. Una fogata al centro indica el equilibrio del círculo que durante toda la ceremonia será alimentado por velas de todos los colores, cacao, canela, puros, sebo, entre otras ofrendas dedicadas al sagrado fuego.

De esta forma, la entrada del invierno es agradecida por los pueblos originarios. Dando gracias a la naturaleza por la lluvia, por la cosecha próxima y aprovechar para pedir a las fuerzas naturales un equilibrio para este mundo que cada vez más se aleja del humanismo y la solidaridad.

Esos son algunos de los objetivos que buscaban este domingo 19 de junio, el Consejo de Sacerdotes Maya de El Salvador (CSMES), junto a un grupo de personas que llegaron hasta el centro ceremonial de Tazumal, municipio de Chalchuapa, departamento de Santa Ana, para pedir por el bienestar del planeta, en bien de quienes le habitamos.

La ceremonia se realizó en horas de la mañana en este importante centro ceremonial, hoy uno de los principales parques arqueológicos del país y que para los pueblos indígenas representa una oportunidad para pedir a los ancestros que en los nuevos tiempos el hombre pueda transitar con mayor fuerza positiva contrarrestando a cada paso las energías negativas.

CSMES desarrolla cada año la ceremonia dedicada al solsticio de invierno que se conmemora cada  21 al 23 de junio, “lo hemos adelantado (este domingo) para facilitar la participación de todo aquel que quisiera venir. Hoy celebraremos el solsticio, un momento para pedir por el equilibrio de nuestras emociones, así como en el universo, todo funciona en equilibrio entre la luz y las tinieblas”, explicó José Ernesto Campos, sacerdote Maya y coordinador del Consejo.





Una característica del solsticio para las culturas ancestrales es que la luz del día y la oscuridad de la noche “son iguales, es decir hay un perfecto equilibrio y objetivo ceremonial es pedir por ese equilibrio en el universo, en la naturaleza, en el hombre y en nuestra emociones… incluso si va haber mucha lluvia que se equilibre, que sea la necesaria, pedir equilibrio también en la parte espiritual, la parte material entre todo es respetar el espacio del otro”, añadió.

Campos dijo que hoy en día el problema con las nuevas generaciones es que desconocen estas ceremonias que eran esenciales en los pueblos originarios, la razón falta de educación y desconocimiento a la cultura originaria. Razón por la cual, ellos luchan cada día por romper esta barrera generada por el materialismo actual,  la falta de valores e irrespeto a la naturaleza.

La ceremonia reunió en esta oportunidad como ha sido en las diversas actividades que el Consejo ha venido desarrollando en la última década, a mujeres y hombres de diversas creencias religiosas lo que para Campos, no es más que la demostración de que “es un punto de encuentro” para pedir en un objetivo en común.

Una vez más la cosmovisión Maya, el sagrado fuego se puso a disposición del hombre de hoy, para encontrar respuestas y soluciones a los problemas actuales con la enseñanza heredada de nuestros antepasados.

Ceremonia


Parte de las personas que participaron en la ceremonia._






(*) Publicado también Diario Co Latino

No hay comentarios: