2 jul. 2010

El paso del ferrocarril una pesadilla para muchos




Iván Escobar
Texto y Fotos






La tranquilidad de las familias que residen en las humildes viviendas de cartón, lámina, plástico u otros material, se rompe cada amanecer, cuando el paso del tren inicia sus operaciones, entre los municipios de Apopa y San Salvador.


El recorrido permite movilizar diariamente unas 500 personas, y aumentar la intranquilidad de cientos de familias que habitan a los largo de este tramo.



Muchos han comenzado a ver la luz al final del tunel. Por años han reclamado la legalización de parcelas o lotes donde habitan, que estan en la zona aleñada a la línea ferroviaria.





Este año la Asamblea Legislativa, aprobó la Ley de Desafectación y Traspaso de los Terrenos del Tramo Ferroviario en Desuso, que beneficiará a unas 18 comunidades ubicadas a lo largo de la línea férrea.



No obstante, son miles los que aun siguen en espera de una solución y sobretodo que se frene el paso del "Caballo de hierro".


No hay comentarios: