4 sept. 2007

Periodismo al servicio de la política

Por: Iván Escobar

En los últimos tres eventos electorales se ha visto una amplia participación de los medios de comunicación salvadoreños al servicio de la política.

Y en los últimos meses, de cara a los lejanos comicios de 2009, se ha visto una plena participación de los medios de comunicación, tanto a favor del partido gobernante, así como los partidos de oposición, todos los medios sirviendo a la política salvadoreña.

Por ello no extraña encontrar a diario en las ediciones de prensa escrita, televisiva, radiodifónicas y hasta en la web, diversidad de información "periodística" que años atrás sólo era escuchada entre las voces de los políticos.

Esta situación es preocupante, porque ahora se habla de candidaturas y se defienden ideales partidarios desde las trincheras de la prensa, porque se está poniendo en entredicho la credibilidad del trabajo de hombres y mujeres que en este país ejercen la sagrada profesión del PERIODISMO, la cual en la actualidad esta siendo pisoteada por los dueños de los medios de comunicación, quienes manipulan los hilos de la credibilidad, cual fuera una marioneta en favor de la política.

Cuando los salvadoreños esperaríamos, claro si fuéramos una sociedad más crítica, una prensa acuciosa, que trabajara por dar los elementos que le permitan a la ciudadanía formar sus propias opiniones sobre temas o situaciones específicas.

Por el contrario, cada día encontramos una prensa complaciente, que se encarga de promocionar actividades cual fueran agencias publicitarias, no ejercen la función crítica.
Es lamentable que en tiempos en los que El Salvador se ejerce, dizque, una prensa independiente y, sobretodo, donde se defiende a capa y espada la Libertad de Expresión, nos encontremos con medios que dedican grandes espacios de sus ediciones a promocionar X o Y partido político o funcionario o institución.

En la actualidad muchos colegas periodistas, por quedar bien con los propietarios de los medios de comunicación dejan de actuar y se quedan únicamente con el pensamiento. En algunas ocasiones, por no decir la mayoría, los colegas no actúan para no perder el empleo.

Partidos en plena campaña

Aunado a lo anterior, se suma la campaña a diestra y siniestra que desarrollan abiertamente los partidos en este país, claro con mayor notoriedad por parte de los partidos mayoritarios.
Y es que no es extraño, escuchar y ver noticias cada lunes, producto de las constantes actividades proselitistas que desarrollan en diversas partes del país, y que luego son difundidas cual fueran spot publicitarios, sin un mínimo de cuestionamiento.

Los partidos mayoritarios no se quedan atrás, como insisto, el principal partido de oposición, FMLN, desarrolla cerca de tres actividades (conferencias de prensa o visitas a instituciones públicas), diariamente. El que diga que eso no es campaña, tiene razón. Sin embargo, desde la óptica de cualquier mortal, buscar estar en la agenda periodística y colarse en las coberturas diarias, no es más que una estrategia de marketing.

El partido oficial, ARENA, creo que se lleva el primer lugar, está en campaña desde el primer día que llegó a su cargo el presidente Elías Antonio Saca, lo cual quedó evidenciado y denunciado, además, por diversos sectores su activa participación en la campaña municipal y legislativa de 2006.

Últimamente los mensajes del partido oficial han quedado impregnados incluso entre los mensajes de spot publicitarios que se cuelan en cargada avalancha de propaganda comercial que a diario nos satura a los salvadoreños.

Dejo estos temas para la reflexión, porque así como estamos, sinceramente, considero que no hay un periodismo crítico. A pesar de que, como ya lo he dicho en otras ocasiones, sí tenemos un avance tecnológico en los medios de comunicación.

Los periodistas necesitamos mayores libertades, y sobretodo, espacios para ejercer un periodismo que no esté al servicio de nada ni nadie, mucho menos de la política.

1 comentario:

Jaime Lopez dijo...

Hace unos días estuve en El Salvador y me sorprendió - en realidad me cansó horriblemente - cuanto se estaba hablando de las encuestas en los medios, de las candidaturas, de quien era más o menos famoso, etc. etc... Me pareció un montaje de los más burdo. Eso no es periodismo.